skip navigation

Skip Nav

HIV/AIDS News

Pulmonía Pneumocystis Carinii (PCP)

Date: March 1, 1995
Source: National Institutes of Health (NIH)
Author: National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID)

La pulmonía causada por el Pneumocystis carinii (PCP) es una infección pulmonar con riesgo mortal que puede afectar a personas con sistemas inmunes debilitados, como por ejemplo, personas infectadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el virus que causa el SIDA. M s de tres cuartas partes de las personas infectadas por el VIH desarrollar n la pulmonía PCP si no reciben tratamiento para prevenirla.
La pulmonía PCP es causada por un germen que puede infectar los pulmones, los ojos, los oídos, la piel, el hígado y otros órganos. El microorganismo probablemente infecta a la mayoría de las personas durante la infancia, pero usualmente no causa enfermedades en personas sanas. Debido a que el microorganismo permanece en el cuerpo toda al vida, puede causar enfermedades en cualquier momento si el sistema inmune est  gravemente debilitado, como ocurre cuando existe una infección por el VIH, o cuando ese sistema est  inhibido por algn medicamento. Las personas infectadas por el VIH est n m s propensas a contraer la pulmonía PCP cuando sus niveles de células T descienden a menos de 200. Las células T, componentes importantes del sistema inmune, son las células atacadas por el VIH.
Síntomas y Diagnóstico
Los síntomas respiratorios de la pulmonía PCP incluyen una tos seca, presión en el pecho y dificultad para respirar. Las personas con esta infección pueden padecer de fiebre, fatiga y pérdida de peso por semanas, o inclusive meses, antes de tener síntomas respiratorios. Si la persona que sufre de la pulmonía PCP no recibe tratamiento, la infección puede deteriorar gravemente la habilidad de los pulmones de transportar oxígeno del aire inhalado a la sangre. El deterioro de este proceso puede causar la muerte. A las personas que tienen síntomas respiratorios usualmente se les toman radiografías del pecho para determinar si hay señales de pulmonía. Los médicos diagnostican la pulmonía PCP específicamente cuando detectan el organismo en la flema, o en fluidos extraídos del pulmón por broncoscopía, procedimiento en el cual un tubo diminuto es introducido en las vías respiratorias del paciente. En raras ocasiones, los médicos tienen que remover quirrgicamente una muestra del tejido del pulmón para examinarla.
Tratamiento
Durante la Fase Aguda.
El tratamiento convencional para las personas que tienen la pulmonía PCP es la combinación de los medicamentos trimetoprim (trimethoprim) y sulfametoxazol (sulfamethoxazole) (TMP/SMX, también llamado Bactrim o Septra), o pentamidina (pentamidine). Ambos tratamientos son muy eficaces y su amplio uso, tanto para el tratamiento como para la prevención de la pulmonía PCP, ha reducido la posibilidad de morir de esta pulmonía a menos de diez por ciento.
Los pacientes toman TMP/SMX por vía oral o intravenosa durante por lo menos tres semanas. M s de la mitad de los pacientes que reciben este tratamiento combinado sufren efectos secundarios como erupciones en la piel, disminución en el nmero de glóbulos rojos o blancos en la sangre, n usea, vómito o deterioro en el funcionamiento de los riñones. Algunos de estos efectos secundarios pueden ser lo suficientemente severos como para suspender el tratamiento.
La pentamidina se administra por vía intravenosa y, al igual que la combinación de TMP/SMX, suele provocar efectos secundarios en m s de la mitad de los pacientes que la reciben. Estos efectos secundarios incluyen bajo nivel de azcar en la sangre, baja presión sanguínea, disminución en el nmero de glóbulos rojos o blancos e inflamación del p ncreas. La mayoría de estos efectos secundarios desaparecen cuando los pacientes dejan de tomar el medicamento; sin embargo, la pentamidina puede causar daños permanentes en el p ncreas.
La pentamidina y la combinación de TMP/SMX son igualmente eficaces en el tratamiento de personas con pulmonía PCP. Sin embargo, generalmente se prefiere el tratamiento con TMP/SMX porque sus efectos secundarios tienden a ser menos severos. Si los efectos secundarios de cualquiera de los tratamientos son intolerables, o si los pacientes no mejoran en un período de tiempo razonable, los médicos pueden tratarlos con otros medicamentos como atovaquone, dapsona (dapsone) o trimetrexato (trimetrexate).
Durante la Fase de Mantenimiento.
La mayoría de las personas con SIDA sufrir n otro ataque de pulmonía PCP si no siguen tomando medicamentos para prevenir su recurrencia. Esta uso continuo de medicamentos se conoce como terapia de mantenimiento. Los médicos recomiendan que las personas que tienen el SIDA y se han recuperado de la pulmonía PCP, tomen TMP/SMX por vía oral diariamente por el resto de sus vidas, pero en una dosis menor que la recetada durante la fase aguda del tratamiento. Para aquellas personas que no pueden tolerar TMP/SMX, una forma de pentamidina en aerosol, inhalada mensualmente, es efectiva para prevenir la recurrencia de la pulmonía PCP. Las personas que no pueden tolerar los efectos secundarios de TMP/SMX o de pentamidina en aerosol, pueden recibir otros medicamentos cuya eficacia para prevenir la pulmonía PCP y sus efectos secundarios no son bien conocidos. Estos medicamentos incluyen dapsona, pyrimethamine-sulfadoxine (Fansidar) o pentamidina intravenosa.
Durante la Fase de Prevención.
Los adultos con sistemas inmunes considerablemente dañados por el VIH, como lo indica un nmero de células T de 200 o menos, deben tomar medicamentos para prevenir la pulmonía PCP. En un estudio clínico reciente, los investigadores encontraron que dapsona, pentamidina en aerosol y TMP/SMX eran igualmente eficaces en retrasar el primer ataque de la pulmonía PCP. Sin embargo, en pacientes con menos de 100 células T, dapasona y TMP/SMX fueron m s eficaces que pentamidina en aerosol en retrasar el ataque inicial de la pulmonía PCP. Debido a que los niños pequeños normalmente tienen un nmero mayor de células T circulando en la sangre que los adultos, los niveles de células T usados para determinar cu ndo se debe empezar el tratamiento para prevenir la pulmonía en niños infectados por el VIH varían con la edad.
Investigación
El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (National Institute of Allergy and Infectious Diseases - NIAID) apoya investigaciones dirigidas a encontrar nuevos medicamentos o combinaciones de medicamentos para prevención o el tratamiento de la pulmonía PCP, así como también mejores maneras de administrar los medicamentos disponibles actualmente. Varias terapias nuevas para tratar la pulmonía PCP est n siendo estudiadas en pruebas clínicas patrocinadas por el NIAID para determinar su seguridad y eficacia.
Para obtener m s información acerca de éstas y otras pruebas clínicas, llame al Servicio de Información de Pruebas Clínicas sobre el SIDA al siguiente nmero de teléfono:
1-800-874-2572 (1-800-TRIALS-A) 1-800-243-7012 - Línea de acceso para personas sordas (TDD)
Para información sobre guías de tratamientos aprobados por el gobierno federal, llame al Servicio de Información de Tratamiento para el VIH/SIDA al siguiente nmero de teléfono:
1-800-448-0440(1-800-HIV-0440) 1-800-243-7012 - Línea de acceso para personas sordas (TDD)
El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas conduce y apoya investigaciones sobre una amplia gama de enfermedades infecciosas y del sistema inmune y es la agencia del gobierno federal principalmente encargada de las investigaciones sobre el VIH/SIDA.
Preparado por la: Oficina de Comunicaciones Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas Institutos Nacionales de la Salud Bethesda, MD 20892
Servicio de Salud Pblica Departmento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos Marzo de 1995 (original en inglés)

Back to Top