skip navigation

Skip Nav

HIV/AIDS News

Tuberculosis Relacionada con el VIH

Date: March 1, 1995
Source: National Institutes of Health (NIH)
Author: National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID)

La tuberculosis es una infección bacterial causada por el Mycobacterium tuberculosis. La bacteria que causa la tuberculosis se propaga por medio de gotas en el aire expulsadas de los pulmones cuando una personas con tuberculosis activa tose, estornuda o habla. Cuando una persona est  expuesta repetidamente a estas gotas puede desarrollar una infección en los bolsas de aire de los pulmones.
Las defensas del sistema inmune de personas sanas generalmente previenen que la infección de tuberculosis se extienda m s all  de una pequeña  rea de los pulmones creando una barrea alrededor de la bacteria. La infección contenida de esta manera se llama tuberculosis latente y puede estar presente en una persona durante toda su vida.
Si las defensas del sistema inmune est n debilitadas debido a la infección por el VIH (el virus que causa el SIDA), por edad avanzada, desnutrición u otros factores, la bacteria de la tuberculosis puede empezar a expandirse m s ampliamente em los pulmones o extenderse a otros tejidos. Cuando esto sucede, la infección se llama tuberculosis reactivada (o activa).
Las personas infectadas por el VIH son especialmente vulnerables a la reactivación de las infecciones de tuberculosis latente y también a la tuberculosis activa causada por infecciones nuevas de tuberculosis. En los Estados Unidos, casi una en diez personas infectadas por tuberculosis y por el VIH desarrolla tuberculosis activa cada año. En m s de la mitad de las personas enfermas con tuberculosis que también tienen SIDA, la tuberculosis se propaga a los ganglios linf ticos, médula ósea, sangre, hígado, huesos, riñones o piel.
Tuberculosis Activa
Muchos de los síntomas de tuberculosis activa se asemejan a síntomas de otras enfermedades que comnmente afectan a personas con el VIH. Adem s, varias infecciones pueden ocurrir al mismo tiempo, causando una serie de síntomas superpuestos. Los síntomas iniciales de tuberculosis activa incluyen fatiga, pérdida de peso, fiebre, escalofríos y sudores nocturnos. Una vez que la infección ha progresado, las personas pueden desarrollar tos, dolor de pecho o esputo con sangre. Cuando la tuberculosis se ha propagado m s all  de los pulmones, causa síntomas adicionales que varían dependiendo de los tejidos que han sido afectados. Tuberculosis en la espina dorsal puede causar dolor de espalda, mientras que tuberculosis en los riñones puede causar sangre en la orina.
Diagnóstico.
Al principio, los médicos diagnostican la tuberculosis activa bas ndose en los síntomas de paciente, su historia de exposición a la bacteria de tuberculosis, rayos X que pueden evidenciar la presencia de tuberculosis y una reacción positiva a la prueba de tuberculosis que se hace en la piel. Las señas que en rayos X usualmente revelan la presencia de tuberculosis activa frecuentmente no se encuentran en personas infectadas con el VIH que padecen de tuberculosis activa.
Los médicos confirman el dignóstico de tuberculosis activa detectando la bacteria de tuberculosis en el esputo, la sangre o en otros fluidos o tejidos del cuerpo. Este proceso puede durar varios días o semanas, y los médicos pueden decidir darle al paciente medicamentos antes de saber los resultados de las pruebas de detección. Es especialmente importante determinar si el tipo de tuberculosis que est  afectando a un paciente es resistente a los medicamentos que usualmente se usan para combatir la infección. La tuberculosis resistente a estos medicamentos es muy seria y difícil de tratar.
Tratamiento
El tratamiento inicial para personas infectadas por el VIH y enfermas con tuberculosis activa es 2 meses de terapia de medicamentos combinados usando los antibióticos isoniacida, rifampina, pirazinamida y etambutol o estreptomicina. Este tratamiento se contina por los menos durante 7 meses m s, usando una cantidad mayor o menor de antibióticos, dependiendo de cu n susceptible el tipo de tuberculosis es a los diferentes medicamentos.
A pesar de que las personas con tuberculosis a menudo se sienten mejor después de pocas semanas de recibir terapia de medicamentos, es importante que terminen el tratamiento completo. Si el tratamiento se interrumpe prematuramente, la bacteria de tuberculosis puede desarrollar una resistencia a los medicamentos usados para combatirla. El tratamiento es eficaz en la mayoría de las personas infectadas por el VIH si el tipo de tuberculosis que padecen no es resistente a los medicamentos.
Los medicamentos contra la tuberculosis pueden tener efectos secundarios, incluyendo enfermedad del hígado. Es muy importante que las personas con VIH e infectadas por la tuberculosis tomen estos medicamentos; por lo tanto, deben comunicarles a sus médicos o clínicas cualquier problema que tengan con estos medicamentos y no dejar de tomar los por decisión propia.
Tuberculosis Latente
La tuberculosis latente no presenta síntomas. Se diagnostica por medio de un resultado positivo a la prueba de la piel, la cual puede indicar si una persona est  infectada por la bacteria de la tuberculosis en ausencia de síntomas de tuberculosis activa. Las personas infectadas por el VIH deben hacerse la prueba de tuberculosis de la piel anualmente. Sin embargo, la prueba no puede distinguir entre la tuberculosis latente o la activa.
Adem s, la prueba de la piel puede resultar incorrecta en personas infectadas por el VIH porque sus sistemas inmunes debilitados pueden impedir un resultado positivo an cuando est n infectadas por la tuberculosis. Por otra parte, reacciones falsas pueden ocurrir si las personas est n infectadas por bacterias estrechamente relacionadas a M. tuberculosis, inclusive aquellas que causan infecciones M. avium (MAC), las cuales son comunes en personas infectadas por el VIH.
Terapia Preventiva para la Tuberculosis Latente.
Para evitar el desarrollo de la tuberculosis activa, los médicos generalmente recomiendan que las personas infectadas por el VIH y con tuberculosis latente tomen medicamentos conttra la tuberculosis por 1 año. Las personas infectadas por el VIH que temen que han sido expuestas a alguien con tuberculosis activa, deben inform rselo a sus médicos.
Investigación
El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (National Institute of Allergy and Infectious Diseases - NIAID) apoya investigaciones dirigidas a encontrar nuevos medicamentos o combinaciones de medicamentos para el tratamiento de la tuberculosis, así como también mejores maneras de administrar los medicamentos actualmente disponibles para la prevención y tratamiento de la tuberculosis.
Para obtener m s información acerca de éstos y otros estudios, llame al Servicio de Información de Pruebas Clínicas sobre el SIDA al siguiente nmero de teléfono:
1-800-874-2572 (1-800-TRIALS-A) 1-800-243-7012 -- Línea de acceso para personas sordas (TDD)
Para información sobre guías de tratamientos aprobados por el gobierno federal, llame al Servicio de Información de Tratamiento para el VIH/SIDA al siguiente nmero de teléfono:
1-800-448-0440 (1-800-HIV-0440) 1-800-243-7012 -- Línea de acceso para personas sordas (TDD)
El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas conduce y apoya investigaciones sobre una amplia gama de enfermedades infecciosas y de sistema inmune y es la agencia del gobierno federal principalmente encargada de las investigaciones sobre el VIH/SIDA.
Preparado por la: Oficina de Comunicaciones Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas Institutos Nacionales de la Salud Bethesda, MD 20892
Servicio de Salud Pblica Departmento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos Marzo de 1995 (original en inglés)
Usarios externos: Éste documento tiene que ser transferido a WordPerfect para poder ser impreso sin errores. Le pedimos disculpas por cualquier inconveniencia que esto les pueda causar errores.
Si tiene preguntas o si no puede transferir la información que desea, llame a ACTIS al 1-800-TRIALS-A.

Back to Top